Categoría: Tips , 07 Marzo, 2017

Cómo aprovechar al máximo los espacios pequeños

Cómo aprovechar al máximo los espacios pequeños

Vivir en un monoambiente o en un apartamento pequeño no tiene por qué ser incómodo si sabemos cómo aprovechar bien los espacios y colocar los muebles estratégicamente. Te contamos cómo maximizar los espacios sin necesidad de hacer reformas más allá que un par de tornillos extra en el techo o la pared. 


Las paredes no solo sostienen cuadros


Pensar en colgar cuadros o tapices es muy común a la hora de tener en cuenta cómo llenar los espacios de las paredes. Sin embargo, hay que recordar que en lugares pequeños, ese enorme espacio puede ser muy bien aprovechado sin alterar la estética, e incluso mejorándola, colocando simples estanterías.



En lugar de una biblioteca, los estantes más bajos en habitaciones reducidas pueden ser aprovechados como escritorios para colocar notebooks, plantas, portarretratos y adornos de todo tipo, aparte de libros, o archivos de estudio o trabajo.

Dividir espacios sin reducirlos 


Muchas veces en los monoambientes se prefiere no separar la cama del resto del apartamento para que el espacio no se reduzca todavía más. Una excelente solución es colocar la TV sobre un mueble a los pies de la cama, que funcione como división y almacenaje. Te recomendamos un soporte giratorio para la tele, de manera que se pueda ver desde el sofá o desde la cama.




Aunque los biombos son buenas opciones para separar espacios, las cortinas del techo al piso son alternativas muy originales para dar intimidad al área de dormitorio o para separar la cocina del resto del hogar.



Y para dividir otro tipo de ambientes, los muebles de altura progresiva son una gran opción estética que cumple su función de almacenamiento pero dejando circular la luz.



El secreto de los muebles con doble función


Baúl convertido en mesa

La mesa baja del living puede perfectamente cambiarse por un baúl de madera o mimbre que funcione al mismo tiempo como superficie de apoyo y para guardar cosas. Los baúles quedan preciosos para decorar, pero si lo rústico no es tu estilo se puede cubrir con una tela y nadie va a adivinar que hay debajo.



Sillas que guardan cosas

Así como la mesa puede tener una segunda función, también se están usando muchísimo las sillas otomanas de almacenamiento, que debajo del cojín esconden un espacio hueco donde se puede almacenar lo que se te ocurra. Además dan un aire elegante al espacio: este tipo de asiento fue uno de los muebles lujosos que Europa importó del Oriente en el siglo XVIII.

Sofá convertido en cama de dos plazas

Un clásico que siempre se renueva para los apartamentos pequeños es el sofá-cama, que incluso podemos fabricarlo nosotros mismos. Tomamos dos colchones de una plaza, le colocamos soportes para levantarlos del piso y evitar que se doblen con el peso, y con simples cojines apoyados en la pared ya tenemos un sofá ocupando la esquina de una zona, o dos sofás independientes. Y cuando necesitamos la cama, los unimos, con el cuidado de colocar ganchos para que no se separen.




Otra opción, con colchones más delgados, es usarlos directamente en el piso como cama. Cubiertos de tela se  convierten en cojines gigantes para cuando vienen visitas; o se pueden atar con una simple correa y guardarlos en el ropero.

Camas Murphy

Son camas inventadas a principios del siglo XX, que gracias a un sistema de bisagras se pueden guardar en la pared, despejando por completo el espacio que ocupan. Ideal para monoambientes sin un área muy definida para el dormitorio.



Pequeñas modificaciones que pueden salvarte el día


Mesa invisible: Muchas veces con unos simples clavos se puede “remodelar” la casa. Una mesa plegable amurada a la pared te deja mucho espacio libre cuando se necesita y te brinda una mesa para dos o tres personas con un sencillo movimiento. Basta un poco de madera y algunas bisagras.

Eliminar las mesitas de luz: En vez de colocar mesitas de noche, se libera espacio amurando a la cabecera lámparas que además iluminan mejor desde arriba que desde tu derecha o izquierda. También hay lámparas que se adhieren a la cabecera con un sistema de pinza, y que no requieren instalación alguna.

El techo es una superficie aprovechable: No todo el espacio útil de un apartamento está en el suelo o paredes. Se puede colgar un estante con cuerdas o cadenas desde el techo y usarlo para guardar ropa en perchas; un detalle práctico y original a la vez. También se puede usar el espacio encima de la cabecera para colocar gabinetes. O colocar una red para guardar almohadones (usados como asientos para visitas) o los juguetes de los chicos.





Tips de bolsillo


Para que ahorres hasta el último centímetro de espacio, te compartimos pequeños grandes consejos prácticos:


Juego de espejos: ¿Alguna vez te preguntaste por qué en casi todos los ascensores hay espejos? Dan la sensación de mayor espacio y eliminan la sensación de ahogo. Usalos en paredes y armarios, incluso colocados estratégicamente en las puertas del mobiliario flotante de la cocina puede funcionar (muchos usan como alternativa superficies pulidas como puertas metálicas).



Cestos: Sirven para guardar cualquier cosa, y en lugares donde apenas entra un armario pueden ser una salvación,l aparte de sumar como elemento decorativo.

Muebles plegables: Las sillas y mesas típicos de exteriores pueden ser útiles para espacios reducidos. También las mesas extensibles, que nos dan un espacio extra para comer cuando recibimos visitas. De la misma forma funcionan los llamados muebles nido, que debajo de ellos contienen uno o más de menor tamaño expandiendo sus funciones.

Ruedas: Las mesas superpuestas con ruedas maximizan espacios y dan un toque estético. De hecho las ruedas son muy útiles en todo tipo de muebles: desde camas hasta bibliotecas o muebles de cocina. Poder flexibilizar los espacios es un gran insumo en monoambientes pequeños. 



Escritorios plegables: Funcionan de forma similar a las camas murphy, empotrandose la superficie en uso contra una biblioteca o la pared misma, ahorrando mucho, mucho espacio.

Dos mesas en lugar de una: Dicho así suena contradictorio pero el secreto está en que, como dice el decorador Ken Fulco (conocido por tener entre sus clientes a varias personalidades de Hollywood), siempre es mejor colocar dos pequeñas mesas en el mismo espacio que ocuparía una sola mesa de café. Ayuda al flujo del ambiente y en el mejor de los casos se puede transitar entre ellas, cosa que quedaría trunca con una sola mesa ocupando todo el espacio disponible.




Ahora que ya sabés cómo multiplicar tu espacio, ¡disfrutalo! Aquí te damos más ideas de decoración según las últimas tendencias para este año.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?