Categoría: Tips , 18 Abril, 2018

Las mejores fotos de tu hogar se sacan así

Las mejores fotos de tu hogar se sacan así

Hoy cualquier dispositivo móvil tiene cámara para tomar buenas fotos de tu casa o departamento y publicar el anuncio de una propiedad. Pero para realmente tener buenos resultados y concretar más rápido la  venta o el alquiler, hay pequeños trucos de fotografía que ayudan a captar más interesados. De hecho, la casa entra principalmente por los ojos, diferenciarse en un sector tan competitivo como el inmobiliario es la clave, así que lo mejor que puedes hacer es lograr buenas fotos. Aquí te contamos cómo.

Una buena cámara


La comodidad del teléfono es muy tentadora, pero si tienes una buena cámara, conoces a alguien que puede prestártela o que pueda hacerte el favor de sacar fotos con su cámara profesional, no dudes en acudir a ese recurso. Casi todos los celulares tienen cámara, pero no siempre son de buena calidad. Es importante que las fotos tengan buena definición y que la cámara capte bien la luz y los colores. La belleza de una casa pierde impacto si la foto está oscura o borrosa. 

Optimizar cada foto


Algunos simples consejos para captar imágenes óptimas pueden ser de mucha ayuda ya que muchas veces se pasan por alto detalles cotidianos:

Fotos infaltables: La fachada es la foto que nunca debe faltar, y luego los espacios más representativos a retratar como el living, dormitorios, la cocina, el baño y  el patio o jardín. Si la ubicación del inmueble es bendecida con buena vista, una foto panorámica también es más que recomendable.


Ningún objeto personal ni rastros a la vista: En las fotos del baño nada de ropa en la ducha ni cepillo dental a la vista. Bajá las tapas del inodoro, limpiá los espejos y cualquier superficie de vidrio, y nada de toallas viejas. En las imágenes captadas en la cocina evitá que se vea basura, platos sucios y restos de comida. Retirá todos los imanes, tarjetas de visita y fotos, los contadores limpios, ocultar jabones para platos, esponjas y toallas de papel.





Presentación: Cualquier espacio a fotografiar debe estar bien limpio y ordenado. Y el factor luz es fundamental: evitá el uso del flash, en lo posible siempre luz natural. Captá varios puntos de vista, que se note que ese sector es agradable desde cualquier ángulo y que no se buscó deliberadamente un punto de vista favorable. Y cuidá especialmente que no se vean mascotas, personas, tu sombra o tu reflejo en un espejo.

El día correcto, la hora correcta: Esperá a que el día esté luminoso y despejado para sacar las fotos. Evitá tomar fotos en días nublados y horas con poca luz. Buscá fotos tanto por la mañana como por la tarde. Un secreto: si tenés una cámara lo suficientemente buena como para captar imágenes claras por la noche, el crepúsculo será de ahora en más tu mejor amigo para una atractiva imagen de la fachada.



Fotos con el teléfono


Ya que mencionamos el móvil, cuando pienses usarlo para captar las fotos de la propiedad, te será útil tener en cuenta estos detalles que van a optimizar tus resultados:

Horizontal sí, vertical no: Es muy común captar imágenes verticales con el teléfono. Sin embargo, lo recomendable es hacer fotos horizontales. ¿Por qué? Porque  nuestro cerebro considera que la vista horizontal es más agradable, el ojo humano ve el mundo de esa forma. ¿Nunca te preguntaste por qué el cine, la televisión y también los monitores de computadoras son horizontales?  Es justamente por esta razón, y respetan proporciones exactas conocidas como relación de aspecto, que están estandarizadas. 

El teléfono en cambio originalmente solo se usaba para hablar y escuchar, y luego con los sms para leer, y desde entonces mantuvo el formato vertical.

Recursos mínimos: Si no tenés una cámara de al menos 15 megapíxeles, buscá otro dispositivo.

No exageres con los efectos: Una foto panorámica del patio puede resultar positiva, pero una imagen con efecto ojo de pez definitivamente no (esa que parece como si viéramos la foto en una esfera). Tampoco se aconsejan ediciones en blanco y negro ni efectos por fuera del brillo, contraste e intensidad del color. La idea es transmitir honestidad, un posible comprador que ve fotos muy editadas tiende a creer que es engañado para que el inmueble se vea mejor de lo que realmente es. 



Ya no quedan excusas para subir fotos de buena calidad. Animate y publicá tu propiedad pensando en la calidad visual del anuncio: así lograrás que la experiencia de tus posibles compradores sea más dinámica y amena, multiplicando las chances de firmar el contrato.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?