Categoría: Tips , 21 Julio, 2017

Secretos para que tu casa sea 100% segura para los niños

Secretos para que tu casa sea 100% segura para los niños

Los niños son la alegría del hogar, y nuestra casa debe ser un lugar donde ellos puedan estar seguros siempre. Con ese objetivo es que compartimos esta serie de consejos para que puedas disfrutar del tiempo con tus hijos en casa con toda tranquilidad.

Objetos cotidianos


Estamos acostumbrados a usar diariamente cosas que para un niño pueden representar un peligro o generar accidentes. Para evitar eso es que te damos esta serie de tips:

1) Juguetes: Hay que poner especial cuidado con el tamaño de aquello con lo que los niños juegan, cuidar de que sean lo suficientemente grandes para evitar que se los traguen. También hay que prestar atención a las piezas de los juguetes, chequear de que no sean muy pequeñas como para que se las puedan llevar a la boca, nariz u oídos. En cuanto a colores, pinturas y similares, fijate que no sean tóxicos.



2) Productos de limpieza, cosméticos, medicamentos: Todos ellos son productos altamente tóxicos sobre todo para los más pequeños. Deben ser, sí o sí, almacenados fuera de la vista y en lugares inaccesibles para los niños.
 
3) Cuchillos, alicates, máquinas de afeitar...: Objetos que usamos en el día a día y que parecen de lo más natural para nosotros pueden representar un peligro para niños que aún son muy chicos para aprender a manipularlos. Buscá un lugar seguro y guarda todo lo que tenga filo, sea punzante, o genere fuego.




Un hogar sin accidentes


Para minimizar al máximo la posibilidad de que sucedan sorpresas desagradables, las siguientes recomendaciones son muy útiles:

  • La cama del bebé: En lo primero que tenés que fijarte al comprar una cuna es en la distancia que hay entre los barrotes, siempre debe ser menor a los 7.5 cm..

  • Protección en camas altas: Cuando usan camas dobles, la de arriba siempre tiene que tener una protección en el borde para evitar que los niños se caigan; también aplica en camas simples que por alguna razón son un poco más altas de lo normal.


  • La cocina: La parte de la casa más peligrosa para los niños, aún con adultos presentes, es la cocina. Es por eso que nunca deben estar cerca si estamos cocinando, y por mayor seguridad no cocines en las hornallas delanteras.



  • Los niños no son electricistas: Por esa razón hay que cubrir todos los enchufes con tapas protectoras que se venden en cualquier tienda. Y aquellos que estén en uso se pueden esconder detrás de cualquier mueble. En cuanto a los cables, tratá de que estén en un rincón o contra la pared, para evitar que el niño tropiece con ellos.

  • Atención a las escaleras, ventanas y balcones: Son peligrosas para tus hijos y deben estar bloqueadas. En el caso de las escaleras se puede instalar una puerta, y para las ventanas se usan mallas de seguridad o rejillas, al igual que con los balcones.



Últimos tips


Protección en los muebles: Las esquinas de algunos muebles son un peligro potencial en caso de golpes y caídas, para evitar sorpresas podés apostar a utilizar muebles redondeados, sobre todo en la habitación del niño. Otra opción es cubrir bordes y esquinas con alguna protección suave.

Objetos peligrosos: Para evitar episodios de asfixia, tu casa debe estar limpia de bolsas, botones sueltos y monedas

Atención en bañeras y piscinas: Un niño en una piscina nunca debe estar solo, tampoco cuando está en la bañera. Es fundamental que en dichos casos siempre esté un adulto vigilando y ayudándolo.



¡Ahora sí! Ya podés disfrutar con tranquilidad la alegría de tus hijos en la casa más segura del mundo.

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?