Categoría: Tips , 05 Enero, 2018

Dejando la casa segura antes de salir de vacaciones

Dejando la casa segura antes de salir de vacaciones

Si hay algo mejor que salir de vacaciones es salir de vacaciones sin tener que preocuparse por nuestra casa, confiando que al volver todo estará igual que como lo dejamos. Para lograr eso es que te traemos esta serie de tips para acondicionar tu casa antes de partir, dejarla bien segura y no llevarnos sorpresas al retornar.

Seguridad


Probablemente la seguridad de nuestra casa o departamento mientras no estamos por un tiempo prolongado sea lo que más nos preocupa en vacaciones. Para irnos tranquilos es que recomendamos estar atentos a detalles como estos:

Tecnología: Un sistema de alarma siempre es útil. También se pueden instalar cámaras que podemos monitorear desde nuestro dispositivo móvil, algunas incluyen micrófono para captar los sonidos y altavoz para que podamos hablar como si estuviéramos en casa.

Todo bien cerrado: Hay que revisar que puertas y ventanas queden bien cerradas. También recomendamos cerrar el pase de agua para evitar cualquier tipo de inconveniente.



Los pequeños detalles: Por ejemplo, si contamos con teléfono fijo, para evitar que se escuche el sonido del teléfono sin parar en nuestra casa vacía cuando llaman, conviene desconectarlo. Otras opciones son  colocarle un contestador automático (cuidar de que el mensaje grabado no aclare que nos fuimos, simplemente no podemos contestar en ese momento), o bajarle el volumen. 

Y si estamos suscritos a algún diario o revista, podemos cancelar la suscripción o pedirle a un vecino, familiar o amigo que recoja la correspondencia para que no se acumule en la puerta. 

Organizar y ordenar para mantener todo impecable


La mitad de nuestras preocupaciones se resuelven organizando y ordenando. Una práctica muy útil consiste en revisar lugares de mucha actividad como nuestra cocina, para asegurarnos de que no queden restos de comida, y evitar así  la aparición de insectos y malos olores con el calor y el encierro.



Otros consejos son:

Organizar nuestras facturas: Para evitar cuentas vencidas lo mejor es pagar todo antes de partir, o como alternativa llevar un registro de las cuentas a pagar. Hoy contamos con las ventajas que nos brinda la tecnología, así que no hay excusas, se pueden pagar a distancia online o programar pagos automáticos. Asegurate de hacerlo.

Plantas: Si tenemos un jardín y nos vamos por mucho tiempo, nunca está de más que un jardinero de confianza haga el mantenimiento en nuestra ausencia. De no ser posible, que lo haga el último día antes de irnos. Para plantas interiores es fácil de hacer un sistema de riego “automatizado”, con una botella de plástico o de vidrio y su tapa agujereada para que caigan gotas al colocarla boca abajo en la maceta. Así filtrará agua en la tierra, dosificándola. ¿Más fácil? Pedirle a un familiar, amigo o vecino que atienda las plantas.

Mascotas: Si tus mascotas no te acompañan en tus vacaciones,  podés dejarlas en la casa de alguien de confianza, siempre y cuando el animal se sienta cómodo en ese nuevo ambiente. También se puede echar mano a un hotel o guardería de mascotas. Si tu perro o gato son bastante independientes, podés pedirle a un familiar, amigo o vecino que pase todos los días para alimentarlos y revisar que todo esté en orden. (Sí, el mismo buen amigo que se hará cargo de la correspondencia y las plantas… Último consejo útil: traele un lindo presente cuando vuelvas de tus vacaciones.)



Electrodomésticos: Desconectados, todos, sin dudarlo (aire acondicionado incluído). Ahorramos energía y evitamos cortocircuitos. Para que no queden alimentos en mal estado, hay que descongelar y vaciar la heladera antes de irnos, limpiarla y dejarla desenchufada con las puertas abiertas para evitar malos olores. Para quienes por razones de seguridad dejan específicamente una TV o radio conectada, se pueden usar temporizadores.


Ahora sí, ya podés irte de vacaciones con total tranquilidad. ¡A disfrutar!

¡Comparte con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?